miércoles, 3 de noviembre de 2010

Resumen del Libro Ami el niño de las estrellas

Un “niño” ,Ami, es un pequeño extraterrestre que viene de un mundo superior al nuestro, a la tierra a enseñarnos nada menos que la "Ley Fundamental del Universo", secreto cósmico que ignoramos en la tierra, y por eso en nuestro planeta hay guerras e infelicidad.
Al llegar Ami a la tierra conoce a Pedrito, un niño de 11 años terricola, al cual invita a conocer y comunicar, cómo se vive en planetas más avanzados, un mundo evolucionado.
Para que la lección no sea olvidada, lo lleva en su nave espacial a visitar el maravilloso mundo del planeta OFIR, en donde no existen las guerras, la violencia ni las injusticias, porque allá, igual que en todos los mundos evolucionados (el nuestro no lo es) se vive de acuerdo a la "Ley Fundamental del Universo", cuyos habitantes si conocen y practican esa ley y por lo tanto viven en armonía.
Cosa que el pequeño Ami no le revela a Pedrito sino bastante entrada la lectura del libro.
El niño espacial afirma que no es imposible realizar un Ofir en la tierra, y que además es urgente que lo intentemos para evitar nuestra propia destrucción. De allí surge una misión para Pedrito... escribir todo lo que vio y aprendió de este encuentro con Ami, haciéndolo parecer un cuento.

Pedrito nos revela su cuento de la siguiente manera:
Mi nombre es Pedrito X. La equis significa "misterio", porque no puedo revelar mi apellido. Ya sabrán la razón.

Soy un niño, estudiante y soltero; sin embargo, escribí un libro que se hizo muy popular. Se titula "Ami, el niño de las estrellas". Bueno, yo se lo dicté a un primo aficionado a la literatura: Víctor. El lo escribió. Víctor opina que mi relato es una tontería, una fantasía para niños.

Siempre quiere saber cómo imagino yo los mundos o las personas extraterrestres. Le respondo contándole lo que he visto, no lo que imagino. El piensa que mi relato no es real, que todo lo inventé. Dice que tengo mucha facilidad para idear historias: sin embargo, lo que cuento en "Ami" no tiene un pelo de fantasía.

Ami existe. Es un amigo mío, un visitante de otro mundo.

Apareció en una playa solitaria al caer la tarde, cuando el verano terminaba.
Podía adivinar mis pensamientos, planear como una gaviota y también hipnotizar a los adultos. Parecía no tener más de ocho años, sin embargo manejaba un "ovni" y era capaz de construir aparatos mucho más complicados que un televisor. Dijo ser una especie de mensajero o maestro. Tal vez era un adulto, pero con apariencia y corazón de niño.

En su vehículo espacial me llevó en sólo pocos minutos a conocer varios países de la Tierra. Después fuimos a la Luna. No me gustó: Demasiado árida,el cielo se veía negro.
En cambio Ami disfrutaba mirando la luna o cualquier cosa. Ami se regocijaba con todo; nada le disgustaba, excepto comer carne. Sentía lástima por los animalitos.

Más tarde me llevó a un mundo hermoso que se llamaba Ofir. Mejor dicho, se llama Ofir, porque existe, es real. Está cerca de una estrella roja: un sol cuatrocientas veces más grande que el nuestro.

Allá no se conoce el dinero. Todos toman según su necesidad y aportan según su conciencia y buena voluntad. Como no hay personas deshonestas, no es necesario que exista policía, candados, cadenas, muros, alambradas, rejas o cerraduras; por eso mismo no se complican con documentos. No están divididos por países; Ofir es una sola nación de hermanos, y como son hermanos, no existen los ejércitos ni la guerra. Tampoco están divididos por religiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada